Por Carmen F. Etreros.

Si estás pensando en visitar pronto Segovia, seguro que te sorprenderás con los tesoros que esconde esta Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Una ciudad donde podréis visitar monumentos únicos como el Acueducto y el Alcázar y barrios sorprendentes como el judío. Además podréis contemplar en vuestros paseos por la ciudad sus casas señoriales y sus originales calles. Una ciudad en la que podréis programar diferentes planes siempre originales y divertidos.

Os proponemos para vuestra visita un recorrido a pie por la ciudad para conocer sus monumentos y sitios emblemáticos y una serie de lugares emblemáticos en los que podréis tapar, degustar su gastronomía típica o cenar contemplando el Acueducto iluminado.

alcazar-segoviaUna ciudad para caminar

Segovia es una ciudad para pasear y disfrutar de sus monumentos, su gastronomía y su gente. Lo primero que podéis visitar desde la Plaza del Azoguejo es el imponente Acueducto. Si os situáis debajo podréis admirar el gran trabajo de los romanos en este monumento único. Sus grandes piedras estremecen a los visitantes desde que se construyó.

 

Desde el Acueducto podéis realizar un tranquilo paseo a pie hacia el Barrio Judío tomando la calle de Cervantes y continuando hasta la Puerta de la Luna que nos da acceso al Paseo del Salón. En el sorprendente Barrio Judío podemos visitar la Antigua Sinagoga Mayor y los restos del Antiguo Cementerio Judío. También os recomendamos otra de las visitas obligadas en la ciudad de Segovia: el Alcázar y su alta torre desde la que disfrutaremos de buenas panorámicas de la ciudad.

Una increíble gastronomía

A la hora de la comida podemos conocer la increíble gastronomía de la ciudad como el cochinillo asado, el cordero o la trucha. También la sopa castellana y los famosos judiones de La Granja. En cuanto a los postres es famoso el llamado “Ponche de Segovia” que se elabora en todos los obradores pasteleros. También conviene saborear rosquillas, yemas, dulces de algún convento, florones, soplillos, ciegas o leche frita. Podemos encontrar estos platos típicos de su gastronomía en numerosos restaurantes en las calles que salen de la Plaza Mayor o en los alrededores de la Catedral como el conocido Juan Duque, La Concepción, Lázaro, El Figón de los Comuneros o el Restaurante el Palacio de la catedral.

Imagen: Casa Duque
Imagen: Casa Duque

Si lo vuestro son las tapas en el Paseo del Salón, la Plaza Mayor, la Plaza de Medina del Campo se encuentran numerosos locales donde podréis degustar las típicas de Segovia.

Os recomendamos por la zona lugares típicos de la ciudad para tapear o tomar un vino como El Sitio, el restaurante José María, Santana, la Tasquina y San Miguel.

Una cena iluminada

acueducto-iluminadoPara terminar la jornada os recomendamos una cena desde algún restaurante desde el que se puede ver el Acueducto iluminado como el clásico y conocido Mesón Cándido o el restaurante asador Maribel donde podréis degustar su famoso cochinillo. Otra buena opción al pie del monumento es el Restaurante libanés mediterráneo Tetería Tuma. Por la noche podréis divertiros en los numerosos locales de música moderna en el barrio de San Millán.

Un día inolvidable el de esta visita a la ciudad de Segovia en la que seguro habréis descubierto lugares sorprendentes. Y en el que seguro que también habréis disfrutado de su increíble gastronomía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.